ANTIBIÓTICOS TÓPICOS (CLINDAMICINA, ERITROMICINA) COMO TRATAMIENTO DEL ACNÉ


Los antibióticos tópicos son moléculas que contribuyen al tratamiento de las bacterias agravantes del acné y, por tanto, disminuyen las lesiones inflamatorias (granos inflamados).

Muchos médicos recomiendan con frecuencia el uso de antibióticos tópicos para el tratamiento del acné. Son fármacos categoría B en el embarazo, y se consideran seguros para su uso bajo prescripción médica en mujeres embarazadas.

Los antibióticos antiacneicos tópicos comercializados en España (aunque, por supuesto, puede recurrirse a formulación magistral para ajustar su concentración y excipiente) son, fundamentalmente:

- Clindamicina al 1% en gel (Clinwas® y Zindaclin®), emulsión (Dalacin®), o solución (Clinwas® o Dalacin®). 

- Eritromicina al 2% en gel y solución (Deripil® o Loderm®) y en toallitas unidosis (Eridosis®).

En líneas generales pueden ser útiles para un uso puntual, pero la evidencia actual subraya que se desaconseja usarlos a medio-largo plazo en monoterapia (esto es, solos) por la posibilidad de desarrollo de resistencias bacterianas.

Por este motivo, suelen usarse en combinación con otros productos. En siguientes entradas hablaré con mayor profundidad de estas posibles combinaciones.



Síguenos en FACEBOOK

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿LA ISOTRETINOINA PRODUCE ALTERACIONES MENSTRUALES?