RETINOIDES TÓPICOS (ADAPALENO, TRETINOÍNA, ISOTRETINOÍNA TAZAROTENO, ÁCIDO RETINOICO) COMO TRATAMIENTO DEL ACNÉ


¿Qué son? ¿Cómo usarlos? ¿Cómo funcionan? ¿Tienen algún efecto adverso?


Los retinoides son moléculas derivadas de la vitamina A que recomendamos con frecuencia los dermatólogos para el tratamiento del acné

En España se encuentran comercializadas en cremas o geles a diferentes concentraciones (aunque, por supuesto, puede recurrirse a formulación magistral para ajustar su concentración y excipiente): 

- Adapaleno al 0,1% en gel (Differine®). Según ficha técnica, puede utilizarse en pacientes mayores de 9 años de edad. 

- Tretinoína (o ácido trans-retinoico) al 0,025%, 0,05% o 0,1% en crema (Retirides®), o al 0,4% en crema (Neocare®). Según ficha técnica, la tretinoína al 0,05% puede utilizarse en pacientes mayores de 10 años de edad. 

- Isotretinoína al 0,05% en gel (Isotrex®). 

- Tazaroteno al 0,05% o 0,1% en crema (Zorac®). 

Pueden usarse tanto solos como en combinación con otros tratamientos. Con más frecuencia, se combinan con peróxido de benzoílo , con el que pueden lograr un efecto sinérgico positivo. También se puede hacer con antibióticos tópicos u orales durante pautas de duración limitada. 

 El tratamiento con estas moléculas pueden emplearse durante largo tiempo si se precisa. Sobre cuál molécula, concentración y combinación debería elegirse, el dermatólogo puede individualizar el tratamiento a cada paciente. 

Aplicados tópicamente, y en líneas generales, los retinoides actúan a través de la unión a receptores situados en el núcleo de las células (RAR -receptor del ácido retinoico- y RXR -receptor de retinoides X-). Así, influyen en el recambio y funcionamiento de las células de la piel gracias a la inducción de la expresión de determinados genes, que van a tener efecto terapéutico y preventivo del acné, además de un –más que conocido– efecto antienvejecimiento

Cuando prescribo un retinoide tópico a un paciente, indico las siguientes recomendaciones y precauciones: 

- Se recomienda aplicar los retinoides por la noche (pues pueden aumentar la sensibilidad al sol, y además la luz solar inactiva gran parte de estas moléculas). Es aconsejable el uso de protección solar durante el día. 

- Pueden irritar la piel (causan sequedad, rojez, descamación), sobre todo cuando comienzan a utilizarse. Esto mejora con el tiempo, y puede prevenirse empezando a aplicarlos en menores concentraciones o con periodicidad creciente (generalmente recomiendo empezar aplicándolos únicamente 2 noches a la semana, e ir incrementando su frecuencia de aplicación –a noches alternas y, si es posible, posteriormente, a diario– según tolerancia). Mantener la piel adecuadamente hidratada (con productos adaptados a cada tipo de piel) también ayuda a minimizar esta irritación. 

- En ocasiones puede ser necesario mantener el tratamiento durante semanas para empezar a constatar mejoría (es normal comenzar a ver efectos contra el acné después de unas 4-6 semanas de tratamiento). 

- Los retinoides tópicos deben evitarse en embarazadas, pues pueden tener efectos teratogénicos. Aunque un metaanálisis de noviembre de 2015  incluyendo un total de 2029 mujeres embarazadas (654 expuestas inadvertidamente a retinoides tópicos -esto es, que los continuaron aplicando sin saber que estaban embarazadas- y 1375 no expuestas) no observó un incremento significativo de malformaciones mayores, abortos, bajo peso al nacer o prematuridad, la recomendación es no usarlos nunca durante el embarazo. 

- Como cualquier otro tratamiento tópico, puede aparecer una dermatitis alérgica de contacto. Esta es una situación infrecuente, que ha de sospecharse en casos en los que aparezca importante picor, rojez, descamación (o incluso vesículas o ampollas), que no mejoran a pesar de disminuir la cantidad y frecuencia de aplicación del producto, y obliga a dejar el tratamiento. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿LA ISOTRETINOINA PRODUCE ALTERACIONES MENSTRUALES?